Elige bien el queso para una dieta sana

Son muchos los amantes del queso, pero ¿cómo podemos disfrutar de él al mismo tiempo que llevamos una dieta sana? ¿Hay unos quesos más saludables que otros?

Aspectos del queso

Hay cientos de variedades de quesos en todo el mundo, y todos son una combinación de cuatro ingredientes principales: leche, sal, fermento base y cuajo.

La mayoría del queso de los supermercados y restaurantes contienen mucha grasa porque están hechos con leche entera que contiene un 4% de grasa. Mientras que también puedes encontrar quesos con poca o sin nada de grasa, hechos con leche semi-desnatada, esta opción no es muy común en los supermercados y representan menos del 10% de la oferta.

Existen cientos de variedades de queso en todo el mundo

Propiedades nutricionales

El queso es una rica fuente de proteínas y contiene una importante cantidad de nutrientes, entre ellos el calcio y potasio. El queso también puede ser una fuente de vitamina D si está hecho con leche rica en vitamina D, lo cual no es muy frecuente. Una porción de queso contiene aproximadamente 300 miligramos de calcio, la misma cantidad de calcio que contienen 8 vasos de leche.

El aspecto negativo es que el queso es también una fuente de calorías, un subproducto de su contenido graso. Cuando comes queso para picar o añades queso a tus platos, está contribuyendo altamente a incrementar la cantidad de grasa total de la comida. El sodio que contiene también es otro aspecto negativo del queso.

Establece límites en la cantidad de queso que comes

La mayoría de los quesos son altos en calorías. Las Pautas de Dieta del 2015-2020 hacen énfasis en limitar la cantidad de grasas saturadas. Estas pautas recomiendan una ingesta máxima de 3 lácteos al día. Sin embargo, menos del 20% de la población estadounidense cumple este objetivo.

Una porción de queso equivale a una loncha y media de queso natura, dos lonchas de queso procesado o dos zatas de queso cottage. Además, las guías nutricionales recomiendan elegir quesos light.

Trucos para evitar pasarse

En los picoteos:

  • Compra queso light.
  • Come el queso a temperatura ambiente para mejorar el sabor.
  • Combina el queso con fruta seca o fresca, jamón, verduras, pan integral o galletitas saladas.
  • Esparce el queso en las ensaladas en lugar de servirlo en lonchas gordas. Prueba quesos sabrosos como el azul o el feta.
  • Usa el queso rallado para encima de tus platos.